viernes, 30 de junio de 2017

Feria del Toro de Pamplona y los Sanfermínes

portal

Las celebraciones de los Sanferimnes se universalizaron a raíz de la publicación de la novela “Fiesta” de Ernest Hemingway, en el año de 1.926, a partir del relato de las vivencias del escritor norteamericano premio Nobel de literatura, miles son los turistas que visitan la ciudad de Pamplona y se unen a los miles de españoles que disfrutan año a año, de uno de los eventos mas famosos de España.
 
Conocida es la fiesta brava en España, por la catedral del toreo que es la plaza de toros de las Ventas, por Sevilla y su majestuosa Real Maestranza, y otras ciudades por sus festejos y plazas, pero Pamplona y los Sanfermínes ha alcanzado una atracción que rebasa las fronteras internacionales.
 
Es que correr los encierros, se ha convertido casi en un requisito para completar el círculo de vivencias en esta pasión que es la fiesta brava, tuvimos la suerte y el privilegio de que el equipo de Toros Ecuador haya participado en un encierro, corriendo al lado de toros de Torrenhandilla y Torreherberos, pudimos vivir las emociones de este espectacular acontecimiento, ya en la tarde disfrutamos de la corrida de El Juli, Juan José Padilla y Daniel Luque, una experiencia inolvidable.
 
Ya estamos a poco días que comience la Feria del Toro 2.017 en Pamplona, un gran cartel compuestos de figuras del toreo mundial, las ganaderías que participarán este año son las de Fuente Ymbro, Jandilla, Núñez el Cuvillo, Miura, Cebada Gago, Victoriano del Río,  Puerto de San Lorenzo, José Escolar, El Capea y novillos del Parralejo, menudos tíos para correr enfrente de ellos, suerte a los mozos que lo harán este año.
 
Pamplona está ubicada en el norte de la península ibérica, muchas son las actividades que la ciudad vive en esas fechas, encierros, procesiones, desfiles, corridas de toros, música, en fin, varios días de diversiones de todo tipo para los visitantes, como dicen por allá una mezcla de carnaval, bacanal y cachondeo, un destino que no puede faltar en el turismo taurino.
Los carteles están compuestos de la siguiente manera:

Miércoles 5 de julio 2017 a las 20:00, novillos  de “El Parralejo”, de Zufre (Huelva)  para los novilleros: Javier Marín, Jesús Enrique Colombo y Toñete.
Jueves 6 de julio 2017, Toros de El Capea, de San Pelayo de Guareña (Salamanca) para Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz.
Viernes 7 de julio: Toros de Cebada Gago, de Medina Sidonia (Cádiz)   para los matadores: Juan Bautista, Javier Jiménez y Román.
 Sábado 8 de julio: Toros de José Escolar, de Lanzahíta (Ávila)   para los matadores Eugenio de Mora, Pepe Moral y Gonzalo Caballero.
 Domingo 9 julio: Toros de Puerto de San Lorenzo, de Tamames (Salamanca), Curro Díaz, Paco Ureña y José Garrido.
 Lunes 10 julio: Toros de Fuente Ymbro, de San José del Valle (Cádiz) para Juan José Padilla, El Fandi y Manuel Escribano.
Martes 11 julio: Toros de Jandilla, de Mérida (Badajoz)   Miguel Ángel Perera, Cayetano y Andrés Roca Rey.
Miércoles 12 julio: Toros de Victoriano del Río, de Guadalix (Madrid)   para Sebastián Castella, Alberto López Simón y Ginés Marín.
Jueves 13 julio: Toros de Núñez del Cuvillo, de Vejer de la Frontera (Cádiz) para Antonio Ferrera, Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey.
Viernes 14 julio: Toros de Miura, de Lora del Río (Sevilla)   para Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar.

HA MUERTO FANDIÑO, LE HA MATADO UN TORO

“Que se den prisa en llevarme al hospital porque me estoy muriendo”, fueron las últimas palabras del torero de origen vasco (Orduña, Vizcaya, 1980), luego de haber recibido una cornada en el costado derecho, la tarde del sábado 17 de junio, en la localidad francesa Aire – Sur – l´Adour, al suroeste del país galo.
Fandiño salió al quite del toro de la ganadería de Baltazar Ibán , que correspondía en suerte a su compañero de terna Juan del Alamo.  Con mucha mala fortuna ha tropezado enganchado en su capote, quedando expuesto ante el toro, que lo ha levantado del suelo y clavado el asta derecha en el cuerpo del torero en desgracia. Su cuadrilla y otros compañeros lo alzaron y llevaron a la enfermería. Desde ese momento, se abre otra parte de la historia.
 
El doctor Poirier, que iba con Fandiño en la ambulancia, confesó que fue imposible salvarle la vida: “El torero presentaba en el abdomen tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal que el hígado había reventado a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo un severo derrame interno”…”Cuando entró a la enfermería ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial de lo débil que la tenía. La muerte era instantánea. Era imposible hacer nada por él. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital hubiera habido forma de salvarlo”.
 
Qué doloroso es tener que reseñar la muerte de un torero, más aún si se trata de un figura de la tauromaquia, muy cercano y querido por la afición ecuatoriana y para quienes hacemos Toros Ecuador.  Triunfó en Quito, Ambato y Riobamba, Lo hizo en toda la América taurina también. Ecuador se volvió su país favorito por la gloria del triunfo en las plazas, y el cariño de la gente.
 
Fue el último ídolo de la Plaza Las Ventas, de Madrid, hasta que arriesgo todo, encerrándose con 6 toros de ganaderías duras. Fracasó en su intento y la afición no le perdonó. Tuvo entonces que recuperar su cartel, debiendo torear hasta en plazas de segunda y tercera categoría, con la misma entereza y honestidad que caracterizó toda su carrera de torero. Fue fiel a sus principios, y en su criterio, no quiso prostituirse y acomodarse a un sistema manipulado, por lo que la gloria que alcanzó en muchas tardes, la hizo a pulso y puro esfuerzo propio, toreando con su estilo, lleno de verdad, sin ventajas que sí se ven en “otras figuras” del toreo.
 
El cronista español Antonio Lorca dice hoy: “Iván Fandiño fue uno de los verdaderamente grandes. Es muy lamentable reconocerlo ahora que su cuerpo carece del pálpito de la vida, pero es así….fue figura a pesar del sistema: desde la libertad y la independencia”.
 
Iván Fandiño, el recuerdo imperecedero quedará en nuestros corazones y retinas que vieron tu arte pletórico. Igualmente, nos enriqueciste con tu amistad y siempre amable postura; sobrio, profundo y valiente artista. Hasta siempre torero. Hasta siempre tu arte. Ya eres eterno.

martes, 6 de junio de 2017

Álvaro Mejía se doctoró con honores

Llegó el gran día para que el Álvaro Mejía tome la alternativa como Rejoneador de Toros. El escenario la plaza de toros más hermosa del Ecuador, La Raúl Dávalos de la ciudad de Riobamba, los protagonistas como padrino al Rejoneador de Toros lusitano Joao Moura y como testigo tuvo al matador de toros riobambeño José Antonio Benítez en una ceremonia tradicional y llena de emoción, se doctoraba uno de los jóvenes rejonedores que tiene el país, poseedor de gran calidad en el manejo de sus caballos toreros y un ángel especial en los ruedos.


Testigos hemos sido de las grandes actuaciones de Álvaro Mejía y de sus triunfos en varias plazas del país, en Riobamba tuvo la oportunidad de salir a hombros después de una gran faena al segundo toro de su lote, toro que le permitió su lucimiento, puso dos rejones en buen sitio y seis banderillas largas de buena factura, sacó provecho a las condiciones de su enemigo y tras un certero rejonazo pasaportó sin puntilla a su burel, petición general de trofeos y dos orejas se concedieron para cerrar un doctorado con todos los honores.

El experimentado Rejonedor de Toros Joao Moura, demostró toda su experiencia y capacidad en el uso de rejones y banderillas, pocas veces se ha visto una facilidad para la colocación de los instrumentos de castigo y adorno a los toros, estuvo complicado con los aceros, dio la vuelta al ruedo en el segundo toro de su lote.

José Antonio Benítez tuvo una actuación digna, llena de detalles que le falto concluir, en su primer toro fue de menos a más llegando la afición a pedir fuertemente se le otorgue una oreja. El segundo toro de su lote un bravo y noble toro de Campo Bravo, le permitió hacer una buena faena, toreando con las dos manos, varias tandas de muletazos de gran factura le permitió cortar una oreja de su enemigo y pasearla ante la alegría de los aficionados.

Debemos lamentar la poca asistencia de aficionados que llegaron a la plaza de toros Raúl Dávalos, una feria tan bien lograda debió tener un número mayor de asistentes, el resultado artístico de la misma fue muy alto, los que no fueron se perdieron de una de las mejores ferias taurinas que se ha llevado en Riobamba.
Alvaro Mejía Palmas y dos orejas.
Joao Moura Palmas y vuelta al ruedo
José Antonio Benítez Vuelta al ruedo(que no la realizó) y una oreja

La terna a hombros en Riobamba

Gran tarde de toros en Riobamba la que se vivió este sábado tres de junio, Juan José Padilla, Iván Fandiño y Álvaro Samper abandonaron la plaza de toros Raúl Dávalos en volandas, un buen y serio encierro en el Campo Bravo en el que destacó el último toro de la tarde “sombrío” de nombre de 460 kilos, que le tocó en suerte al diestro ecuatoriano Álvaro Samper, toro el cual se ganó el indulto por sus condiciones.


Abrió plaza el legendario torero de Jerez Juan José Padilla, en su primer toro no se sintió a gusto en ningún momento, recibió palmas por el esfuerzo.  En el segundo de su lote sacó todo el arsenal de su repertorio, lo recibió con una larga cambiada de rodillas, lo banderilló y le dio una gran faena de muleta con ambas manos y de rodillas, estocada efectiva y dos orejas ante la petición de la afición.
Iván Fandiño regresó a Riobamba y triunfó nuevamente, cortó una oreja a cada toro de su lote, demostró por qué es uno de los toreros de la élite en la actualidad, le tocó el lote menos favorable pero por su entrega y su buen quehacer tocó pelo en ambos, gran torero y profesional el diestro de Orduña.

Álvaro Samper demostró que pasa por un buen momento, cortó una oreja a su primer toro que no colaboró con el matador, en el segundo vino la fiesta, un gran toro de Campo Bravo que se ganó el indulto después de que el torero nacional se diera gusto toreándolo con ambas manos. Samper lo entendió y aprovechó al pupilo de Campo Bravo que tuvo clase y trasmisión, el cual acudió a cuanto muletazo le dio el diestro. Fue indultado ante la petición de la afición, dos orejas y rabo simbólicos para un Samper rotundo.

Incidencias: Casi Media plaza de asistencia, muy buena labor de los hombres de plata muy bien en banderillas y brega, gran encierro de Campo Bravo, bien presentado y que se prestó para el lucimiento de los diestros. Juan José Padilla brindó unos de sus toros a la Juventud Taurina de Riobamba. Al final la terna a hombros ante la algarabía de los aficionados.
Juan José Padilla: Palmas y dos orejas.
Iván Fandiño: Oreja y oreja
Álvaro Samper: Oreja y dos orejas y rabo